Construye con nuestros kits  proyectados energitermicamente!

ventas@vaspanel.cl

+569 8935 9873

La construcción tradicional y los paneles estructurales térmicos (SIP) son dos métodos muy diferentes de construcción de edificios. La construcción tradicional implica el uso de materiales como ladrillos, cemento y hormigón armado para construir las paredes, el techo y el piso de una estructura. Los paneles estructurales térmicos, por otro lado, son paneles prefabricados hechos de materiales aislantes, como el poliestireno expandido o la espuma de poliuretano, que se utilizan para construir el mismo tipo elementos antes mencionados. Aunque ambos métodos tienen sus ventajas y desventajas, los paneles estructurales térmicos están ganando popularidad debido a sus múltiples ventajas, en particular lo relacionado con la eficiencia energética y rapidez de construcción.
Por una parte la construcción tradicional es que es un método comprobado que ha sido utilizado durante siglos con materiales duraderos y resistentes a la intemperie. Además, la construcción tradicional es flexible en términos de diseño y estilo, ya que los materiales pueden ser moldeados de muchas maneras diferentes. Pero por otro lado, el proceso de construcción suele ser más lento y costoso debido a la cantidad de trabajo manual y tiempo requerido. Asimismo, la construcción tradicional es menos eficiente en términos de energía debido al insuficiente aislamiento y la necesidad de utilizar sistemas de calefacción y enfriamiento adicionales para mantener una temperatura cómoda en los interiores.

Por contraste, los paneles SIP ofrecen una serie de ventajas en comparación con la construcción tradicional. En primer lugar y como mencionamos anteriormente, el panel SIP es un método de construcción más rápido debido a que los paneles son más ligeros, ya están prefabricados y solo necesitan ser ensamblados en el lugar.
Otra ventaja sobresaliente de los paneles SIP es su inmejorable capacidad para aislar térmicamente la estructura, lo que se traduce en la retención del calor en el interior del en el invierno y la conservación del fresco en verano. Evidentemente esto contribuye a reducir significativamente los costos de energía y hacer que el inmueble sea mucho más eficiente energéticamente.
Un atributo especialmente atractivo en nuestro país es que los paneles SIP son muy resistentes a los terremotos y otros desastres naturales. Debido a que son ligeros y flexibles, pueden soportar mejor los movimientos de la tierra y otros fenómenos naturales sin sufrir daños graves. Esto los hace ideales para zonas sísmicas o de alto riesgo de desastres naturales.

En conclusión, los paneles estructurales térmicos (SIP) son una opción de construcción cada vez más popular debido a sus múltiples ventajas en comparación con la construcción tradicional. Son más rápidos de instalar, tienen una excelente capacidad de aislamiento térmico y una gran resistencia los sismos. Si bien cada método tiene sus propias ventajas y desventajas, los paneles SIP son una opción cada vez más atractiva para aquellos interesados ​​en construir de manera eficiente y duradera.

Mi carrito
El carrito está vacío.

Parece que aún no te has decidido.